1. Inicio
  2. ¿El estrés puede causar dolor de espalda?

¿El estrés puede causar dolor de espalda?

Prevención y tratamiento del dolor de espalda

Los factores psicológicos y emocionales son críticos en el dolor de espalda. El tipo de estrés que tienes, cuánto tiempo este estrés ha sido parte de tu vida, y la manera en la que tu cuerpo está lidiando con este estrés son importantes factores para el dolor de espalda.

Prevención y tratamiento del dolor de espalda
Prevención y tratamiento del dolor de espalda

¿El estrés puede causar dolor de espalda? Absolutamente que puede. El estrés puede cambiar drásticamente tu psiquis, al punto de que experimentes algo desde brotes hasta depresión, disminuyendo tu sistema inmunitario.

El estrés altera el estado de los nervios que controlan el funcionamiento de los músculos, facilitando su contractura y pudiendo interferir en la coordinación de los distintos grupos musculares que participan en el funcionamiento de la espalda.

Tu médico debería conocer la importancia de estos factores emocionales para tu dolor de espalda. Si no lo hace, probablemente no estés recibiendo el tratamiento correcto. Es sabido que cosas como las emociones negativas o el estrés pueden causar o aumentar muchos de los casos de dolor de espalda.

Las influencias emocionales son tan importantes para el asunto en general, que si tu médico no las considera, las probabilidades de que estés recibiendo el cuidado apropiado serán bajas. Si consideras que un factor emocional tiene algo que ver con tu dolor de espalda, asegúrate de hablarlo con tu médico. Sino parece interesado en este aspecto, entonces es el momento de hallar alguien más para que te administre un tratamiento que trate a toda tu persona, tanto en cuerpo como también en mente.

Prevención y tratamiento del dolor de espalda:

Lo primero que se debe tratar es el propio estrés, resolviendo las situaciones que lo provocan utilizando técnicas psicológicas eficaces:

  • Uso transitorio de algunos psicofármacos bajo supervisión médica.
  • Mantener el mayor grado posible de actividad física. Si es posible, se aconseja practicar algunos deportes aeróbicos, como correr o nadar.
  • Mantener una buena postural.
  • Mantener y desarrollar la musculatura de la espalda.

Más de Salud


Otros Consejos

¿Cómo enseñar el amor en tus hijos?

¿Cómo enseñar el amor en tus hijos?

¿Cómo disminuir el ácido úrico?

¿Cómo disminuir el ácido úrico?

Dieta del vientre plano

Dieta del vientre plano

Bicarbonato de sodio para tratar el hongo de las uñas

Bicarbonato de sodio para tratar el hongo de las uñas

Cómo hacer tu propio labial casero

Cómo hacer tu propio labial casero

¿Cómo dejar de morderse las uñas?

¿Cómo dejar de morderse las uñas?

Carbohidratos buenos y malos

Carbohidratos buenos y malos

Batidos naturales para recuperarte del insomnio

Batidos naturales para recuperarte del insomnio

Aliviar el dolor con plantas analgésicas

Aliviar el dolor con plantas analgésicas

Remedios caseros para el síndrome premenstrual o SPM

Remedios caseros para el síndrome premenstrual o SPM

¿Cómo se queman las calorías?

¿Cómo se queman las calorías?

¿Qué es la Tiña?

¿Qué es la Tiña?